Capítulo XI – En el puro abandono en Dios todo lo que parece oscuridad es actividad de la fe
03 Nov 2005

Capítulo XI – En el puro abandono en Dios todo lo que parece oscuridad es actividad de la fe

Caminando a ciegas, en total seguridad Hay un género de santidad en el que todas las comunicaciones divinas son luminosas y claras. En cambio, en la vía pasiva de la fe, todo lo que Dios comunica participa de su naturaleza …

Capítulo X – El secreto de la espiritualidad está en amar a Dios y servirle, uniéndose a su santa voluntad en todo lo que hay que hacer o sufrir
03 Nov 2005

Capítulo X – El secreto de la espiritualidad está en amar a Dios y servirle, uniéndose a su santa voluntad en todo lo que hay que hacer o sufrir

Ver al Señor en todo lo que sucede Todas las criaturas viven en la mano de Dios. Los sentidos no ven otra cosa que la acción de la criatura, pero la fe cree en la acción divina y la ve …

Capítulo IX – La voluntad de Dios y el momento presente
03 Nov 2005

Capítulo IX – La voluntad de Dios y el momento presente

Tesoro de la voluntad divina Nada más razonable, perfecto y divino que la voluntad de Dios. ¿Acaso puede crecer su infinito valor por algunas diferencias de tiempo, lugar o cosas? Si os es dado el secreto de encontrar esa voluntad …

Capítulo VIII – Hay que sacrificarse a Dios por amor al deber. Fidelidad para cumplirlo y parte del alma en la obra de la santificación. Dios hace todo el resto Él solo
03 Nov 2005

Capítulo VIII – Hay que sacrificarse a Dios por amor al deber. Fidelidad para cumplirlo y parte del alma en la obra de la santificación. Dios hace todo el resto Él solo

Ofrenda sacrificial continua «Ofreced sacrificios legítimos, y confiad en el Señor» [Sal 4,6]. En efecto, el grande y sólido fundamento de la vida espiritual es darse a Dios, y estar siempre sujeto en todo a su voluntad, en lo interior …

Capítulo VII – El orden de la Providencia es el que nos santifica. Pequeñez de esta ordenación en aquellos que Dios santifica sin brillo y sin esfuerzos
03 Nov 2005

Capítulo VII – El orden de la Providencia es el que nos santifica. Pequeñez de esta ordenación en aquellos que Dios santifica sin brillo y sin esfuerzos

Ordenación divina providente Orden de Dios, beneplácito de Dios, voluntad de Dios, acción de Dios, la gracia, todo esto no es más que una sola cosa. Y en esta vida el fin de esta obra divina es la perfección. Ese …

Capítulo VI – Pura fe y abandono a la acción divina
03 Nov 2005

Capítulo VI – Pura fe y abandono a la acción divina

El Amigo oculto que nos guía en todo Vayamos adelante en la contemplación de la acción divina. Lo que ella quita en apariencia a la buena voluntad, se lo vuelve a dar secretamente, de modo que nunca le falte lo …

Capítulo V – El estado de pura fe
03 Nov 2005

Capítulo V – El estado de pura fe

En pura fe El estado de pura fe es cierta unión de fe, esperanza y caridad en un solo acto que une el corazón a Dios y a su acción. Estas tres virtudes unidas forman una sola virtud, un solo …

Capítulo IV – El estado de abandono, su necesidad y sus maravillas
03 Nov 2005

Capítulo IV – El estado de abandono, su necesidad y sus maravillas

Voluntad divina, fiesta continua ¡Qué verdades tan inmensas permanecen ocultas en este estado! ¡Qué verdad es que toda cruz, toda acción, toda inclinación de la ordenación divina, comunica a Dios, lo da, de una manera que no puede explicarse sino …

Capítulo III – Disposiciones para el abandono y sus efectos
03 Nov 2005

Capítulo III – Disposiciones para el abandono y sus efectos

Docilidad a la voluntad de Dios ¡Qué desasido hay que estar de todo lo que se siente o se hace para caminar por esta vía, en la que sólo cuenta Dios y el deber de cada momento! Todas las intenciones …

Capítulo II – Modo de actuar en el estado de abandono y pasividad, y antes de que se haya llegado a él
03 Nov 2005

Capítulo II – Modo de actuar en el estado de abandono y pasividad, y antes de que se haya llegado a él

Estado activo y estado pasivo Hay un tiempo en que el alma vive en Dios, y otro en que Dios vive en el alma. Y lo que es propio de uno de estos tiempos, es contrario al otro. Cuando Dios …