Blog

La importante elección de un nombre

Velas de Teresa de Lisieux

En un momento de su vida, Teresa de Lisieux se vio en la tesitura de tener que elegir un nombre y por lo que cuenta, fue un regalo inspirado en un pensamiento de esos que ella tenía y que, por elección divina, -diría yo-, coincidió con el que había pensado para ella la madre superiora del convento.

Su nombre de pila coincidía con el de la santa doctora de la Iglesia, Teresa de Ávila, nacida 358 años antes, con lo que la pequeña de los Martín Guérin no podía renunciar tan fácilmente a aquel nombre por todo lo que para ella significaba. ¿Y por qué no del Niño Jesús? La fragilidad de Teresa, junto a su dulzura de niña y madurez de alma experimentada enternecía, seguro, el corazón del Dios. Así que estaba claro: Teresita del Niño Jesús.

A veces pienso que sería interesante plantearnos la elección de otro nombre para nosotros mismos. Quizá nosotros también podríamos experimentar en nuestra mente lo que eso supone para las monjas del Carmelo, como una de las premisas para su nueva vida. ¿Qué nombre elegirías tú? Yo en alguna ocasión pensé en el de Teresa, -cómo no-, pero caben otras muchas posibilidades entre las que nos gustaría ser reconocidos: amor, amigo, hermano, cielo, vida, esfuerzo, confianza, fidelidad…

Creo que todos tenemos otro nombre. Uno cariñoso por el que también nos llama Dios y que en algún momento de nuestra vida, si queremos, nos lo puede insinuar.

Seguro que a Teresita del Niño Jesús le inspiró su nuevo nombre en la vida religiosa. Y procuró llevarlo lo más dignamente posible hasta el final de sus días. Nosotros también podríamos plantearnos ser dignos de nuestro nombre, pero siempre con humildad y mucho amor. Teresa decía que para alcanzar la gloria verdadera no hace falta hacer o elegir cosas deslumbrantes que sean alabadas por todos, sino magníficas a los ojos de Dios. Y esas suelen ser cositas pequeñas, necesarias y bien hechas de principio a fin.

La importante elección de un nombre
Anterior

Un gracias constante

La importante elección de un nombre
Siguiente

Con una estampita