ÍndiceOración contemplativa

Pensamientos

Fe

A. Hortelano

Hoy el mundo necesita más que nunca de una vuelta
a la contemplación…
El verdadero profeta de la Iglesia del futuro será aquel
que venga del “desierto”
como Moisés, Elías, el Bautista, Pablo y sobre todo Jesús,
cargados de mística y con ese brillo especial que sólo tienen
los hombres acostumbrados a hablar con Dios
cara a cara.

 
Algunos pensamientos de Pedro Finkler

– El contemplativo trabaja, lee, pasea, viaja, hace compras, reza, visita a sus amigos, etc. Mas en el centro de todas sus actividades está siempre aquel sentimiento precioso de intima unión con su amado.

– Para contemplar basta elevar el corazón a Dios con el simple y amoroso deseo de estar con él y esperar.

– Contemplar o rezar contemplativamente exige la capacidad y disposición de estar ahí sin HACER nada.

– El contemplativo prefiere amar la maravilla que descubre en vez de tratar de comprenderla.

– Todo el trabajo de aprender a ser contemplativo se resume en desvelar el natural deseo de amar, mirar después hacia Dios y extender los brazos hacia él movidos de un fortísimo deseo de estar con él.

Pensamientos
Anterior

Glosario

Pensamientos
Siguiente

Las sentencias de los Padres del Desierto