PensamientosRincones

Anonadamiento

Señor: Tú, que estás en ti en el fondo de mi corazón, ayúdame a perderme en ti en el fondo de mi corazón. (Padre Caffarel)

Anterior

Amor

Siguiente

Apostolado