PensamientosRincones

Convivencia

En ese amor a Dios que yo tenía, y en esa vida interior que llevaba, había mucha imperfección, y el Señor quiso perfeccionarme en ese sentido… Yo sé lo que a ti te pasa. Crees que para hundirte en Dios tienes que olvidar que estás entre las criaturas…, y no es así. (Rafael Arnaiz)

La máxima penitencia es la vida en común. (Rafael Arnaiz)

Anterior

Contemplación

Siguiente

Cosas pequeñas