PensamientosRincones

Dejarse hacer

Dios, y solo Dios, es el autor de la santidad. El trabajo del alma consiste en someterse sencillamente a la acción de Dios. (Liagre)

No habléis jamás de vuestras penas ni con Dios ni con vos mismo. No hagáis examen alguno de ellas; mirad a Dios, y si podéis hablarle, sea de Él mismo. (Santa Juana de Chantal)

Preferir una obra humana a una obra divina es renunciar a hacer TODO porque se quiere hacer ALGO. No hay más que una manera de hacer todo: dejarse hacer completamente por Dios. (M. D. Molinié)

Quería acercarme a Dios y, en realidad, yo no hacía nada; Dios se acercaba a mí… (Rafael Arnaiz)

Anterior

Cruz

Siguiente

Desaliento