PensamientosRincones

Desaliento

El desaliento es también una forma de orgullo. (Santa Teresa de Lisieux)

Para ser mal servidor, no es necesario abusar de nuestros talentos. Basta enterrarlos. (Dom Vital Lehodey)

Anterior

Dejarse hacer

Siguiente

Desapego