PensamientosRincones

Deseos

Dios no puede inspirar deseos irrealizables. (Santa Teresa de Lisieux)

Me he dado cuenta de que lo que yo desee no tiene valor a los ojos de Dios, y que lo mejor es ponerse en sus manos, y nada más. (Rafael Arnaiz)

Solo posee paz el que solo a Dios desea. (Rafael Arnaiz)

Anterior

Deseo de Dios

Siguiente

Desierto