PensamientosRincones

Divina Providencia

Dios es quien mortifica y vivifica, el que conduce a cualquier necesidad y el que nos saca de ella; el que abaja y levanta según su beneplácito. (Libro de los Reyes)

Hay personas excelentes que, a veces, encuentran un escollo peligroso: confunden el amor de Dios con el amor del bien, siendo dos cosas muy distintas. Hay circunstancias en que es preciso abandonar el bien que Dios no nos exige, para unirse a Dios solo y para entregarse por completo a la Divina Providencia. (Dom Vital Lehodey)

Mis planes no son vuestros planes, vuestros caminos no son mis caminos – oráculo del Señor -. Como el cielo es más alto que la tierra, mis caminos son más altos que los vuestros, mis planes, que vuestros planes. (Isaías)

Anterior

Disponibilidad

Siguiente

Docilidad