PensamientosRincones

Intercesión

Reconocerás la verdad de tu oración en la humildad de toda tu vida y en la solidaridad por servir a tus hermanos e interceder por ellos. (Jean Lafrance)

Si supieses lo atento que está Dios al menor de tus clamores, no dejarías de suplicarle por tus hermanos y por ti. (Jean Lafrance)

Anterior

Infancia espiritual

Siguiente

Intimidad