PensamientosRincones

Presencia de Dios

¡Cuántas obras, llenas en apariencia, quedarán vacías…! Por no haberlas hecho en unión con Dios, a pesar del trabajo que nos costaron, se desvanecerán ante la luz de la eternidad como sueño que se nos va así que despertamos. (Dom Vital Lehodey)

El nombre de Jesús, repetido e invocado amorosamente, es la manera concreta y sencilla de vivir la actitud de examen (espiritual) a lo largo de tus jornadas. (Jean Lafrance)

En nuestra vida real, nuestras relaciones con el prójimo, con nuestros hermanos, se reducen a una serie de circunstancias vulgares, insignificantes, de pequeños detalles; en ellos hemos de practicar la caridad, el olvido propio. Desperdiciar esas ocasiones es exponerse a vivir de ilusión, reduciendo nuestra caridad al terreno de la teoría. Al contrario, la verdadera práctica de la caridad consiste en estar alerta para descubrir y aprovechar esas pequeñeces. (Liagre)

No caigas en la tentación de buscar a Dios al margen de tus hermanos. Ellos son para ti el sacramento de su presencia. (Jaume Boada)

Puedes verte privado de la oración prolongada, de la Eucaristía y de los otros medios de la vida espiritual, pero nunca estarás dispensado de vivir unido a Dios durante todo el día. (Jean Lafrance)

Anterior

Pobreza

Siguiente

Prójimo