PensamientosRincones

Tentaciones

Los pensamientos y sentimientos que turban, que debilitan y descorazonan a un alma generosa, no vienen de Dios, sino que es el demonio que se propone robarnos la calma y la fuerza que necesitamos para vencer. (Dom Vital Lehodey)

Anterior

Superficialidad

Siguiente

Trabajo